Un grupo de investigadores de la Universidad de Cambridge, en Inglaterra descubren como comunicarse con personas en vegetativo persistente.

Por el momento los investigadores, guiados por el neurocientifico Adrian Ownen han conseguido que el paciente responda con si o no, para conseguir esto conectaron una serie de electrodos en la cabeza del paciene para captar sus ondas cerebrales.

Dado que las ondas emitidas por el cerebro con la afirmación “sí” y la negación “no” son muy silimares, los investigadores comunicaron al paciente que si la respuesta era afirmativa pensase en movimientos de tenis, que activa las regiones del cerebro relacionadas con las actividades espaciales y, si la respuesta era negativa  pensara en que estaba dando un paseo por cualquier sitio, que activa regiones cerebrales vinculadas con la orientación. Gracias a esto los cientificos pudieron obtener respuestas a sus preguntas.