Ya lo dijo Victor Hugo Morales, ¿de qué planeta viniste (barrilete cósmico)? Lo dijo al narrar aquel gol del mundial de México ’86, aquella mítica final en el Coloso, en el Estadio Azteca de Ciudad de México.  Aquel mundial convirtió a un simple mortal en un dios, a 114.600 personas que abarrotaban el Azteca en testigos de un gol inigualable, a una nación en campeona del mundo. Aquel era Dieguito, Diego Armando Maradona, últimamente más conocido por lo que dice, que por lo que hace. Genio y figura está considerado uno de los grandes del la historia del fútbol junto con Di Stéfano, Cruyff, Pelé, Beckenbauer y Zidane, y su carrera y talento no son para menos.

Pero parece que alguien quiere seguir sus pasos, un compatriota de la albiceleste que, salvando las diferencias generacionales, ya se ha convertido en uno de los grandes, en campeón olímpico (Pekín 2008), en el FIFA World Player y en el balón de oro 2009, ese es Messi, Leo Messi.

Empezó su andadura futbolística en Rosario (su ciudad natal), en pequeños clubes de barrio en los que ya empezó a destacar siendo pequeño.  A los 11 años, le fue diagnosticado un déficit en la hormona del crecimiento, enfermedad que si no era convenientemente  tratada le acarrearía graves problemas físicos y seguramente su retirada prematura del fútbol. El mítico club Argentino River Plate había mostrado su interés por Leo, pero no querían (o no podían) invertir los 900$ que costaba un mes del tratamiento hormonal con el que se tendría que tratar Leo. Por aquel entonces, Carles Rexach (Charly), directivo del FC Barcelona fue informado del talento del joven Messi y emprendió un viaje a Rosario para conseguir que Messi se trasladase a la ciudad Condal, donde empezaría a jugar y a entrenar en la mítica Masia del club (la cantera). Una vez en la ciudad condal, el club hizo esperar a la familia de Leo varios meses hasta que se decidieron a ficharlo (ya que todo no dependía solo de Rexach). Para tranquilizar a la familia en los meses que tuvieron que esperar, Charly firmó una servilleta de papel diciendo que él, como directivo del club, se comprometía a fichar al pequeño Leo (de ahí que se diga que Leo firmó su contrato en una servilleta de papel).Finalmente, Leo firmó como jugador del FC Barcelona y empezó a entrenar con las categorías inferiores y a tomar el tratamiento hormonal que necesitaba. Años después, ya sabemos lo que ha hecho, debutó con el primer equipo (oficialmente) a los 17 años en un derbi Barcelonés (Barça- Espanyol) de la mano de Frank Rikjaard. Messi se erige ahora como uno de los mayores estandartes de este Barça de ensueño, el “Pep Team” (en homenaje al Dream Team de Cruyff en el que jugó el entrenador Josep Guardiola).


En el primer año de Guardiola como entrenador, el Barça capitaneado por Carles Puyol, ganó el triplete  (Copa, Liga y Champions) convirtiéndose así en el primer equipo español en ganar las tres máximas competiciones a las que aspiraba en un mismo año. A la temporada siguiente, el triplete se convertiría en sextete al conseguir también la Supercopa de España, la Supercopa de Europa y el Mundialito de Clubs. Además, por si fuera poco, el Barça volvió a arrebatar la Liga a un Madrid que se había reforzado haciendo una inversión millonaria de más de 200 millones de euros, fichando a Kaka, Benzemá y Cristiano Ronaldo (94 millones de euros, el jugador más caro de la historia) entre otros. Ganó la liga más disputada de la historia consiguiendo la friolera de 99 puntos, ganando la mayoría de partidos y solo perdiendo uno. En esa temporada Leo se convirtió en el máximo goleador Español, Europeo y de la Champions League anotando la friolera de 47 goles en todas las competiciones y convirtiéndose en el balón de oro y en el Fifa World Player. Así, Leo se ha convertido en una estrella mundial y en uno de los capitanes morales (que no oficiales) de éste Barça que se caracteriza por un futbol vistoso, de toque, de paredes, de jugadas imposibles, de rapidez, de sencillez y de posesión, ya que como diría Cruyff: “si yo tengo el balón, el otro no lo tiene”. Junto con Andrés Iniesta, Xavi Hernández, Sergio Busquets, David Villa, Pedro Rodríguez, Carles Puyol, Gerard Piqué, Dani Alves y Éric Abidal, forma uno de los onces más temibles de la historia, un equipo que bate récords, que enamora a masas, un equipo formado básicamente por jugadores que proceden de la cantera, una máquina que aún nos tiene mucho que ofrecer a todos los que disfrutamos del fútbol. Él es Messi, Leo Messi. Un pequeño, gran futbolista.


Gol Maradoniano

Los 4 goles al Arsenal

Informe Robinson Messi (Documental)

Goles en la Liga 2009/2010