Sí señores, el walkman se ha dejado de producir. Aquel aparatejo anacrónico que servia para escuchar cintas de música, aquel aparatejo que solía venir acompañado de unos cascos con un alambre metálico que cuando se los dejabas a tu amigo el cabezón luego te llegaban por la altura del sobacuno, aquel aparatejo que te avisaba cuando se le iba acabando la pila (nunca habéis escuchado una canción y de repente se escuchaba al cantante con la voz de Constantino Romero?) se ha dejado de fabricar.

La empresa japonesa Sony ha anunciado el fin de la producción de su clásico Walkman (el de cassetes, porque cabe recordar que ahora tienen una gama de productos totalmente diferente bajo el nombre de “walkman”), el primero de los cuales se vendió el 1 de julio de 1979, día de su salida al mercado.

El walkman de cassetes ha ido siendo sustituído paulatinamente en las últimas décadas, primero por el “discman” (nombre comercial dado al primer reproductor de CD portátil de Sony, el D-50, en Japón denominado walkman de cd) y el minidisc (de escasa aceptación) y luego por el MP3 o el iPod. A pesar de ello, la compañía continuó produciendo estos reproductores hasta abril de este año, cuando salió el último cargamento desde sus fábricas.

Desde su salida al mercado, la línea completa Walkman ha vendido más de 400 millones de dispositivos, y de esa cantidad, 200 millones corresponden a los de cassettes.

De todas formas, Sony licenció la producción del Walkman a algunas compañías chinas, así que los cuatro que queráis compraros uno, no hace falta que busquéis por eBay!