Estar en Madrid y callejear representa una agradable visión de muchas cosas que apreciamos cuando estamos en la Villa y Corte.

Ir de tapas por las calles cercanas a la Plaza Real es toda una agradable experiencia. Te transportas a otras épocas si cierras los ojos y delante de ti pasan los recuerdos de Lope, de Espronceda, de Zorrilla y del agitado mundo de la capital de finales del XIX y principios del XX.

Podríamos citar muchos y muchos sitios pero me decanto por el ambiente nocturno de la Plaza de Santa Ana, en pleno barrio de las letras y cercano a todo lo que podemos encontrar en el centro castizo de Madrid.

En el numero 6 de dicha plaza está nuestra cervecería fundada el año 1904. Fotografías de toreros y de toros adornan las paredes combinando sillas de madera con mesas de mármol. Los camareros de riguroso uniforme blanco te atienden castizamente cosa que te hace sentir muy bien y disfrutar de la estancia.

Cerveza doble, ensaladilla rusa, calamares, chipirones, croquetas,……lo que puedas pensar en una amplia carta. Puedes deleitarte el paladar por unos 15 € por persona como máximo. Si tienes más hambre ya sabes….. Hay calidad en los platos sin olores a refritos y con un gusto exquisito.

El ambiente es excelente….muy visitado por hispanos y por no hispanos que aprecian el gusto al tapeo. La foto estaba hecha al atardecer…al cabo de un rato no se cabía.

Teléfono para reservas e información: 91 429 70 33

Preció estimado por persona: 15 €