Sí señores, la cadena norteamericana de comida rápida McDonald’s, la cadena del payaso que se divierte jugando con niños, estrenará en 2011 un servicio de banquete de bodas en tres de sus franquicias de Hong Kong, una alternativa más que económica para estos tiempos de crisis.

Se ofrecerán los menús habituales de la cadena, que se pedirán preferiblemente en caja y no se incluirán bebidas alcohólicas. El coste habitual no superará unos cientos de euros (dependiendo de lo tragones que sean los familiares y del número de invitados), frente a los entre 20.000 y 40.000 euros de media que pueden solicitar restaurantes y hoteles actualmente.

En Hong Kong, donde los menús de la cadena no alcanzan los 3 euros, estos establecimientos gozan de mejor imagen que en otros países occidentales. Las tres sucursales, si bien dedicarán un espacio para este tipo de eventos, seguirán abiertos para sus clientes habituales.

Hong Kong se convertirá así en la primera ciudad en que funcione este servicio.

Parapa pa paaaa…